¡Mis dedos se quedan atorados!

Actualizado: 21 de ago de 2020

Hace poco platicaba con una amiga que me dijo que los dedos se le quedaban atorados ocasionalmente. Como cirujana de mano, hice el diagnóstico muy rápido pero me quedé pensando que es una afección común que puede llegar a ser muy limitante. Así que, en esta entrada hablaremos más de la causa de los dedos atorados. A esto se le llama dedo en gatillo o dedo en resorte.


*Imagen gráfica al final de la entrada*


El dedo en gatillo o dedo en resorte es una patología común que afecta a las manos. Su causa no es conocida, sin embargo se puede asociar a algunas enfermedades sistémicas.


Antes de explicar por qué pasa, veremos un pequeño repaso de anatomía para que puedan entender por qué sucede.


Anatomía


Veintidós tendones extrínsecos (se originan en el antebrazo) atraviesan la muñeca para permitir movimiento de los dedos y de la mano. Cada tendón pasa a través de pequeños túneles fibrosos diseñados para optimizar el movimiento, proveer lubricación y alimentación al tendón.


Los tendones flexores (van en la palma de la mano y permiten que se doblen o flexionen los dedos) pasan a través de un túnel complejo conocido como sistema de poleas que permiten la lubricación y nutrición del tendón y lo mantienen en contacto con el hueso para hacer más eficiente su deslizamiento.


Dibujo anatómico de los tendones flexores y el sistema de poleas. Se puede observar la polea A1 sobre la cabeza del metacarpiano. Tomado del libro Green's operative hand surgery 7ª edición.

Definición


El dedo en gatillo o dedo en resorte se debe a un pinzamiento mecánico de un tendón flexor al pasar a través de este túnel fibroso a la altura de la cabeza de los metacarpianos en la palma de la mano. A este nivel, a esta parte del túnel se le conoce como polea A1.


Los hallazgos en la polea y en el tendón pueden ser:

1. Engrosamiento de la polea A1 (coloración blanquecina)

2. Degeneración y formación de quistes (visible sólo bajo visión microscópica)

3. Cambios fibrosos en el tendón flexor (se pueden sentir nódulos)


Síntomas


Los síntomas de esta patología son:


1. Dolor en la mano - sobre todo en la base del dedo (se puede asociar con discapacidad)

2. Atrapamiento del tendón flexor que puede ocasionar un salto o bloqueo del dedo (el paciente refiere que se le atora el dedo o brinca cuando intenta extenderlo)

3. Bloqueo del dedo (puede quedarse atorado y requerir de la otra mano para regresar a la posición de extensión. En ocasiones, puede no lograr extender (destrabar) el dedo.

4. Estos síntomas pueden hacer que el paciente cuide su mano y no la utilice completamente, lo que lleva a contracturas en flexión.



Pulgar en gatillo.
Pulgar izquierdo en gatillo. Se observa el salto del dedo al intentar flexionar y extender.


Epidemiología


El dedo en gatillo primario (no asociado a otras patologías) es más frecuente en mujeres entre 30 y 50 años (2-6:1 en relación a los hombres). Pueden estar involucrados más de un dedo y los dedos más comúnmente afectados son: pulgar, dedo anular, medio, meñique e índice (en ese orden).


El dedo en gatillo secundario (asociado a otras enfermedades) se puede encontrar en pacientes con diabetes mellitus, gota, enfermedad renal, artritis reumatoide y otras enfermedades reumáticas y tiene un peor pronóstico que la presentación primaria.


Clasificación


Se utiliza la clasificación de Green para dividirlo en 4 estadios:

Grado I (preatrapamiento): dolor, atrapamiento no demostrable, dolor sobre A1

Grado II (activo): atrapamiento (gatilleo) demostrable en la exploración, pero el dedo se puede extender activamente

Grado III (pasivo): atrapamiento demostrable

IIIa: atrapamiento, requiere extensión pasiva

IIIb: atrapamiento, con incapacidad para flexión activa

Grado IV (contractura): atrapamiento demostrable con contractura en flexión de articulación interfalángica proximal


Tratamiento

El dedo en gatillo no siempre tiene que operarse. Existen otras opciones para mejorar los síntomas, aunque, su éxito depende del estadio en el que se encuentre el atrapamiento.


a) Tratamiento Conservador: la mayoría de los dedos en gatillo primarios pueden ser tratados sin cirugía. Las opciones de tratamiento pueden ser:

- Uso de férulas

- Fisioterapia

- Anti inflamatorios

- Infiltración con corticoesteroides (los pacientes con mejores resultados son aquellos que tienen poco tiempo de evolución, no son diabéticos, tienen un nódulo palpable y únicamente un dedo afectado).



b) Tratamiento Quirúrgico: Consiste en liberar (cortar) la polea A1 para permitir el paso libre del tendón.

- Liberación percutánea: consiste en introducir una aguja a través de la piel e intentar rasgar la polea A1. Con esta técnica existe riesgo de lesionar las arterias y nervios del dedo, así como riesgo de lesión del tendón flexor y de liberación incompleta de la polea A1.

- Liberación abierta: consiste en realizar una pequeña incisión en la palma de la mano, identificar y liberar (cortar) la polea A1. Se puede realizar bajo anestesia local, esto permite revisar el movimiento activo del dedo y así determinar si se realizó una liberación completa.



Liberación abierta de dedo medio derecho en gatillo, se observa el tendón flexor a través de la herida, se corrobora que ya no haya bloqueo al flexionar el tendón.

Recuperación


La recuperación después de la liberación del dedo en gatillo es rápida. Generalmente se retiran los puntos de 7 a 10 días después de la cirugía. Generalmente no se requiere fisioterapia, aunque, en casos de presentación con contracturas en flexión, puede ser necesaria.



Referencia Bibliográfica


Wolfe, Scott. Pederson, William C., Green’s operative Hand Surgery 2 volume set 7th edition. Ed. Elsevier. p. 1908 - 1915


Si deseas más información puedes visitar:

https://patient.info/health/tendinopathy-and-tenosynovitis-tendinosis/trigger-finger

https://orthoinfo.aaos.org/en/diseases--conditions/trigger-finger