Lesiones frecuentes en el golf

En la entrada del día de hoy hablaremos sobre las lesiones más frecuentes en las personas que juegan golf de manera recreativa o amateur y sobre cómo pueden prevenirse.


You can always become better. - Tiger Woods

¿Juegas golf cada semana con tus amigas? ¿Juegas golf antes de ir a trabajar o durante los fines de semana? Seguramente conoces a alguien que tenga una lesión que no le permite jugar muy bien y que ha afectado su handicap. (Si no lo conoces, lo más probable es que seas tú la o el lesionado).


Cada semana veo por lo menos a un paciente con dolor que no le permite jugar golf y trabajamos intensamente en mejorar su condición para que pueda regresar al campo. A continuación hablaremos un poco sobre las lesiones más frecuentes en la extremidad superior asociadas al golf en jugadores no profesionales.


Primero, algunos datos duros:


El promedio de edad de las personas que juegan golf en Estados Unidos es de 45 años. Y cerca de un tercio de los jugadores de golf en Estados Unidos tienen más de 50 años. Se ha reportado que los jugadores de golf entre 50 y 65 años de edad tienen una mayor prevalencia de lesiones y no se han reportado diferencias importantes entre hombres y mujeres.



¿Se lesionan igual los jugadores profesionales que los amateurs?


Las lesiones en los jugadores profesionales son diferentes a las que sufren los golfistas amateurs. Los jugadores profesionales reportan generalmente lesiones por sobre uso y por entrenamiento intensivo. Por otro lado, los jugadores ocasionales y amateurs sufren lesiones por sobre uso pero también por una técnica inadecuada.


Estas diferencias pueden deberse a que los jugadores profesionales practican durante mucho tiempo y entrenan con programas estructurados. También tienen programas de acondicionamiento físico y tienen mayor fuerza y elasticidad que los jugadores ocasionales.


Los jugadores ocasionales y amateurs pueden encontrarse en un amplio abanico de hábitos de entrenamiento y práctica. Aunque generalmente no tienen un programa dirigido o especial de acondicionamiento físico y en muchas ocasiones tienen una técnica deficiente.


Diferencias en el swing entre profesionales y amateurs


Se han encontrado diferencias importantes en el swing entre los jugadores elite y los amateur.


Los jugadores profesionales han demostrado una aducción horizontal más alta del hombro izquierdo (separación del hombro del resto del cuerpo) y una mayor rotación externa del hombro derecho. También mostraron mayor rotación del tronco en el pico máximo del backswing y el movimiento en contacto con la bola. La velocidad angular máxima del hombro derecho, la rotación interna, acción de las muñecas y extensión del codo derecho también han sido mayores en jugadores profesionales.


También existe diferencia en la flexión del costado al momento del impacto y en el pico del backswing. Los amateurs muestran una flexión mayor del lado izquierdo durante el backswing y menor flexión durante el downswing.


También se han observado diferencias en la tasa de lesiones asociadas al handicap del jugador. Los jugadores con un handicap de 0 - 9 (67.5% de riesgo) son más susceptibles a una lesión que los que tienen un handicap mayor a 18 (59% de riesgo de lesión). La tasa de lesiones en jugadores de más de 50 años es ligeramente mayor (64.9%) que en jugadores más jóvenes (58.3%).


Es posible, entonces, prevenir la mayoría de las lesiones en los jugadores amateurs solamente corrigiendo la técnica durante el swing.



¿Cuál es el momento en el que más frecuentemente se lesionan los jugadores de golf?


El momento más riesgoso para sufrir una lesión es durante el swing y al momento de pegarle a la bola. Sin embargo, puede haber otras lesiones por transportar o cargar el equipo pesado, por el uso de spikes o caminatas.



¿Qué factores me pueden hacer más propenso a lesionarme?

Dependiendo del tipo de jugador (profesional, amateur, ocasional, recreativo), pueden ser los tipos de lesiones que encontremos. Para los jugadores amateurs, ocasionales y recreativos, las causas más comunes de lesiones durante el golf son:

  • Desconocimiento de las destrezas necesarias para jugar golf y hacer un swing adecuado

  • Poca habilidad para ejecutar estas destrezas

  • Malos hábitos deportivos como:

  1. Falta de calentamiento

  2. Falta de estiramiento y enfriamiento

  3. Disminución en el movimiento y flexibilidad del jugador

  4. Falta de entrenamiento de fuerza y elasticidad

  5. Mala condición física

  • Edad: se ha demostrado que por los cambios en el cuerpo (menor movilidad, menor elasticidad), las personas de más de 70 años pueden ser mucho más propensas a lesiones de impacto.



¿Cuáles son las áreas anatómicas que se lesionan más frecuentemente en los jugadores de golf?


Las regiones que más comúnmente se lesionan en el jugador de golf amateur u ocasional son:

  • Región lumbar (espalda baja) entre 15.2 - 34% de las lesiones asociadas al golf. Puede encontrarse hasta en el 55% de los jugadores de golf.

  • Codo / antebrazo 17.2%

  • Pie y tobillo 12.9% (normalmente se asocian al salto desde un carrito de golf en movimiento).

  • Hombro y brazo 11.8%


Las regiones que más comúnmente se lesionan en el jugador de golf profesional son:

  • Cabeza

  • Región lumbar

  • Muñeca

  • Mano


¿Cuáles son las lesiones más comunes?

Aquí me enfocaré en las lesiones de la extremidad superior, ya que es a lo que yo me dedico.

  • Hombro: 4-19% de las lesiones. Generalmente son por sobre uso debido a rotación (interna y externa) excesiva del hombro (tanto al principio como al final del swing). Generalmente se lesiona más el hombro que lleva el swing. Las lesiones conocidas asociadas al golf son: - Pinzamiento subacromial - Osteoartritis acromioclavicular - Tendinitis o desgarro del manguito rotador - Lesiones posteriores al labrum


  • Codo: 7-27% de las lesiones. El codo es la segunda región anatómica más afectada. Se afecta mucho más comúnmente en amateurs que en profesionales. Los tendones flexores y extensores son las estructuras en riesgo durante el swing. - La epitrocleitis (codo de golfista) es la inflamación de los tendones que flexionan la muñeca y los dedos a nivel del codo. Generalmente se encuentra en el lado derecho en los golfistas diestros. Se debe a una contracción excesiva y movimiento repetitivo o resistencia al pegarle al suelo en ligar de a la bola durante el swing. - La epicondilitis (codo de tenista): se encuentra más comúnmente en el codo izquierdo. Es cinco veces más común en los jugadores amateurs y no profesionales que en los profesionales. Se ha asociado un aumento en la incidencia a mayor edad y mayor número de veces que la persona juegue por semana (2-3 veces por semana).


  • Mano y muñeca: son mucho menos comunes en los jugadores amateurs u ocasionales. - Subluxación de los dedos (pulgar es más común) - Tenosinovitis de Quervain o de los tendones extensores de la muñeca y dedos - Fracturas por estrés y sobre uso - Fractura del hueso ganchoso con compresión del nervio cubital - Lesión del fibrocartílago triangular

Cada etapa del swing requiere diferentes movimientos, por lo que las lesiones y áreas susceptibles a lesiones se pueden encontrar en diferentes momentos. En el siguiente diagrama se pueden observar potenciales zonas de lesión durante los diferentes momentos del swing.


Entonces, ¿la edad influye en la posibilidad de sufrir una lesión?


La respuesta abreviada es: si.

Por un lado, los jugadores de golf profesionales son más jóvenes. Los mejores scores se dan en jugadores entre 30 y 35 años de edad.


Por otro lado, se ha reportado que los jugadores de 50 - 65 años de edad tienen una mayor incidencia de lesiones.


A partir de los 50 años, la calidad ósea disminuye y las personas son más susceptibles a padecer osteoporosis. Se ha mencionado que las personas con osteoporosis deberían tener cuidado al jugar golf y llevar a cabo programas de acondicionamiento y fortalecimiento para prevenir fracturas vertebrales. Existe mayor riesgo de fracturas de cadera o de columna vertebral. Incluso se ha recomendado el uso de fajas toraco-lumbares mientras juegan.


Los jugadores de más de 60 años tienen riesgos adicionales debido a cambios en el sistema musculoesquelético, cardiovascular y neurológico. Existe una disminución natural en la fuerza, flexibilidad, coordinación y la capacidad para lidiar con el estrés de manera efectiva. También hay disminución de la masa muscular de forma nativa y cambios por tejido graso. Todo esto contribuye, entre otras cosas, a la modificación del swing. Por lo tanto, hace más susceptibles a estas personas a sufrir una lesión.



¿Cómo puedo evitar estas lesiones?


Lo más importante para evitar las lesiones es tener una técnica adecuada. Si no se cuenta con una técnica correcta, sería ideal tomar clases con un profesor certificado que sepa adaptar el swing a las características de cada persona. Grabarse mientras realiza el swing y mientras juega es una buena estrategia para conocer la postura durante el juego.


Si se han sufrido lesiones por sobre uso, es recomendable corregir la técnica, ya que no hacerlo puede hacer que la lesión se presente nuevamente.


También se pueden evitar lesiones teniendo un plan de acondicionamiento físico. Trabajando para tener una mejor condición física, mejorar la elasticidad y tener un programa de fortalecimiento muscular del tronco, músculos abdominales, de la espalda y de los hombros pueden ayudar a tener más fuerza y mejor técnica.


Tratar el golf como cualquier otro deporte y permitir un momento de calentamiento y otro de enfriamiento pueden ayudar a la prevención de lesiones.


Finalmente, si tienes alguna molestia recurrente durante o después de jugar golf, te sugiero buscar ayuda profesional y evitar automedicarte para no hacer más grande el problema. Sin embargo, todo recae en: tener una adecuada técnica.



Gracias por leer hasta aquí, te invito a compartir con tus amigos esta entrada y a analizar tu técnica para prevenir lesiones y poder disfrutar tu juego.


Si deseas contactarnos, puedes hacerlo aquí.


Bibliografía:


Jan Cabri , João Paulo Sousa , Magdalena Kots & João Barreiros (2009) Golf-related injuries: A systematic review, European Journal of Sport Science, 9:6, 353-366, DOI: 10.1080/17461390903009141