Fracturas de muñeca: el radio distal

Actualizado: 10 de dic de 2020

¿Sabías que la fractura de radio distal es la fractura más común? Entre 190 - 200 por cada 100 000 personas se fracturan al año en Estados Unidos. Seguramente conoces a alguien que se fracturó la muñeca. Si quieres aprender más, sigue leyendo.


Estos últimos meses estuvieron muy atareados y tuve la oportunidad de participar en varias actividades académicas. Terminó el verano y con el regreso a clases regresan nuestras entradas de blog informativas para pacientes. Ustedes eligieron el tema para la siguiente entrada en las encuestas realizadas en redes sociales. En esta ocasión hablaremos sobre las fracturas de radio distal, conocidas como fracturas de muñeca.


Antes de entrar al tema, explicaremos un poco de anatomía.


¿Qué es el radio distal?


El radio es uno de los dos huesos que se localiza en el antebrazo y está del lado del pulgar. El otro hueso es el cúbito. Ambos huesos se unen en el codo y en la muñeca. El radio gira sobre el cúbito para poder voltear la palma de la mano hacia arriba (a este movimiento se le conoce como supinación) y hacia abajo (a este movimiento se le conoce como pronación). La región conocida como muñeca está formada por los extremos del radio y del cúbito y ocho huesos pequeños dispuestos en dos hileras de cuatro huesos conocidos como huesos del carpo.



Modelo óseo de un antebrazo, muñeca y mano. Se pueden observar el radio, el cúbito y los ocho huesos del carpo para que entiendan la relación anatómica entre ellos.

Se denomina “radio distal” a la parte del radio que está en la articulación de la muñeca. En general, cuando la gente se refiere a una fractura de muñeca, se refiere a una fractura de radio distal. Ya vimos que hay muchos huesos en la muñeca, por lo que de aquí en adelante hablaremos sobre la fractura del radio distal.



En este diagrama se muestra únicamente el radio distal. El hueso que se fractura cuando alguien se "fractura la muñeca"

Es importante mencionar que en esta parte del radio, muchos ligamentos unen los diferentes huesos que conforman la muñeca y la estabilizan. Por lo tanto, cualquier lesión al hueso puede tener como consecuencia importante inestabilidad de la muñeca.


¿Quién puede sufrir una fractura de radio distal?


Las fracturas de radio distal son la lesión ortopédica más común. Corresponden aproximadamente al 17.5% de las fracturas en adultos. Son más comunes en mujeres y tienen una distribución bimodal. Esto quiere decir que se pueden presentar en pacientes jóvenes con lesiones de alta energía. En estos casos, casi siempre son accidentes importantes y es común que ocurran durante actividades deportivas (caídas durante patinaje, fútbol, bicicleta, motocicleta, etc).


También pueden ocurrir en pacientes mayores con mala calidad ósea. Generalmente se presentan con accidentes de baja energía, como una caída de su propia altura. Si se presenta una fractura de radio distal después de los 50 años, en general se considera que esa persona tiene osteoporosis. En este caso es importante tratar la fractura y estudiar más a fondo la osteoporosis.



¿Cómo se presenta una fractura de radio distal?


Muchas veces después de una caída se siente un chasquido (o que la muñeca truena). Se puede escuchar en algunas ocasiones. Después de esto hay dolor, dificultad para mover la muñeca, puede haber deformidad y aumento de volumen. También puede haber un moretón grande.


La deformidad más común de la muñeca se conoce como deformidad en dorso de tenedor. En la imagen de abajo se observa cómo se deforma la muñeca, igual que un tenedor.



imagen con deformidad en fondo de tenedor de la muñeca
En esta imagen se observa la deformidad en dorso de tenedor. Esto generalmente es indicativo de una fractura de radio distal.



¿Qué hacer en caso de una fractura?


Si después de una caída o un golpe hay dolor, hinchazón, moretón grande o deformidad, se debe hacer una valoración por un ortopedista o un cirujano de mano.


Hay que tener cuidado con no manipular al paciente ni tratar de acomodar el hueso. Para disminuir el dolor, hay que evitar mover la fractura, por lo que colocar algún tipo de inmovilización puede ayudar. Los vendajes solos no aportan nada y pueden generar más dolor o comprometer la circulación de la mano.


Es importante acudir al hospital inmediatamente para recibir valoración. Algunas de estas fracturas requerirán una manipulación o una cirugía para arreglarse. Esto necesita anestesia y se requieren 8 horas de ayuno (no ingerir alimentos o bebidas). Mucha gente pasa a comer antes de acudir al hospital, la sugerencia es que eviten esto y acudan directamente al hospital. Esto puede ayudar a acelerar el tratamiento definitivo.


¿Qué puedo esperar en el hospital?


Si bien las fracturas se deben atender rápidamente, hay urgencias que pueden ser más severas porque comprometen la vida. En el servicio de urgencias te valorará el personal de urgencias y después solicitarán valoración por un cirujano de mano o un ortopedista.


Puede que te administren medicamentos para el dolor y se realizarán estudios de imagen como radiografías y en ocasiones una tomografía. Estos estudios sirven para evaluar el daño que sufrió el hueso.


Abajo se pueden ver las radiografías de un paciente joven que sufrió una fractura de radio distal. El desplazamiento del hueso es muy grande, por lo que requiere una reducción.




¿Cómo se cura una fractura?


Las fracturas tardan aproximadamente 6 – 8 semanas en consolidar (pegar). Dependiendo de la edad del paciente y de la calidad del hueso, este tiempo puede ser mayor o menor.


La fractura genera sangrado e inicialmente se forma un hematoma alrededor del hueso roto. El movimiento entre los fragmentos de hueso causa dolor. Entre 2 y 3 semanas después de la fractura, se forma un callo blando, que es una especie de plastilina que mantiene unidos los fragmentos y evita el movimiento. Generalmente el dolor desaparece en este momento. A partir de este momento, el callo blando empieza un proceso de calcificación, para volverse hueso sólido nuevamente. Este proceso generalmente termina entre la 6ª y 8ª semanas, pero puede depender de factores como edad y calidad de hueso del paciente. Después de que el hueso se haya calcificado, existe un proceso de remodelación, en el que el callo disminuye de tamaño.




Lo que necesita el hueso para consolidar es que haya mínimo movimiento en el sitio de la fractura para que el las células trabajen y lleven a cabo este proceso. Cuando hay una deformidad importante del hueso, es necesario acomodarlo para permitir que se recupere con la forma que debería tener habitualmente. Sin embargo, un hueso que no se acomodó, puede consolidar (pegar) en la posición en la que se encuentre.



¿Cómo se tratan las fracturas de radio distal?


Los objetivos del tratamiento son:

- Acomodar el hueso para que regrese a su forma normal

- Acomodar la superficie articular

- Permitir suficiente estabilidad para que

- Restaurar la función de la muñeca y por lo tanto de la mano


Es muy importante considerar las necesidades y condiciones médicas de cada paciente antes de decidir el tratamiento definitivo. Nos preocupamos más porque la persona recupere la función de su mano que porque el hueso tenga la forma ideal. No es lo mismo tratar a un paciente joven que a un paciente anciano o a un paciente que tiene una alta demanda funcional a alguien que no utiliza tanto las manos.


Como mencionamos al principio, el radio distal forma parte de la articulación de la muñeca en su unión con los huesos del carpo y el cúbito. Es importante valorar la integridad de estas superficies articulares. Generalmente esto se hace con las radiografías o con una tomografía.


En algunas ocasiones, un aparato de fibra de vidrio o de yeso pueden ser suficientes para tratar una fractura de radio distal. Especialmente en pacientes mayores o niños.

Si la superficie articular no se fracturó, muchas veces se puede acomodar el hueso e inmovilizar con un yeso y permitir que el hueso consolide (pegue) solo.


Si hay mucho fragmentos, hay escalones en la articulación o el hueso se vuelve a desplazar (mover) después de ser manipulado, puede ser necesaria una cirugía para acomodar el hueso y mantenerlo en su posición con algún implante. Es importante mencionar que las fracturas que afectan la articulación pueden generar desgaste articular a largo plazo.



Esta explicación la escuché de mi socio, el Dr Luis Ochoa: cuando se rompe un hueso, es como si se rompiera un plato. A veces los fragmentos son grandes y fáciles de reconstruir, pero a veces son demasiado pequeños. Incluso podrían quedar defectos una vez que se haya reconstruido el plato completo.

Las opciones de implantes disponibles para fijar un radio distal pueden ser: fijadores externos, clavos o placas y tornillos. Actualmente no existe un estándar de oro para elegir un implante sobre otro, aunque los cirujanos de mano preferimos colocar placas, ya que quedan pegadas al hueso y permiten movilización temprana e para iniciar la rehabilitación antes. Hoy en día, en general, el fijador externo está en desuso entre los cirujanos de mano.


Independientemente del método elegido para la cirugía, el objetivo es mantener los fragmentos de hueso en su lugar para permitir que el hueso consolide con su ritmo normal. Algo muy importante que debes de saber es que la cirugía no hará que el hueso consolide más rápido. El único objetivo es ACOMODAR el hueso y darle suficiente estabilidad para que no se muevan los fragmentos y el cuerpo pueda hacer su trabajo. Aún así, esto puede ocurrir en algunas ocasiones.


Es importante que discutas con tu cirujano las ventajas y desventajas, así como los riesgos y beneficios para tu caso en particular. En este texto buscamos orientar únicamente con generalidades.


¿En qué consiste una cirugía donde se coloca una placa en el radio?


Este tipo de cirugía se conoce como reducción abierta y fijación interna. Se realiza una incisión en la muñeca y se separan los tendones y músculos que cubren el hueso. Una vez que se logra visualizar el hueso, se acomodan los fragmentos nuevamente.


Después de acomodar el hueso, se coloca la placa sobre éste y se fija con tornillos. Posteriormente se cubre la placa y se cierra la herida con suturas.


Muchas veces puede colocarse un vendaje y / o una férula para limitar el movimiento mientras la herida cicatriza.



En este modelo se puede observar que una placa de radio distal de titanio puede mantener el hueso en su lugar a pesar de tener una gran pérdida de hueso. Eventualmente, estos defectos se rellenan en el proceso de consolidación. Puede haber ocasiones, sobre todo en pacientes jóvenes, en las que haya que rellenar estos defectos con injerto de hueso.

¿Qué complicaciones pueden existir después de una cirugía de este tipo?


Como con cualquier procedimiento quirúrgico, puede haber riesgos y complicaciones.

Los más reportado para esta cirugía son:

- Rotura de tendón flexor o extensor del pulgar

- Rotura de tendones flexores

- Adherencias

- Infección

- Necesidad de retiro de la placa

- Desplazamiento del hueso

- Rigidez articular

- Limitación en el movimiento


¿Qué puedo esperar después del tratamiento?


Nos vamos a enfocar un poco en el proceso después de una cirugía donde se colocó una placa. Si quieres saber cómo cuidar un yeso y qué esperar a su retiro, puedes leer más aquí.


Generalmente, si la fractura quedó estable con la placa, al retirar los puntos de sutura, podrás empezar a rehabilitar tu muñeca. Durante las primeras semanas es normal que se hinche la muñeca y que haya un poco de dolor. Es muy importante que muevas los dedos porque esto disminuye lo hinchado y mejora el dolor.


Debes saber que las placas permiten que empieces movimiento, pero no puedes aplicar carga a tu muñeca o cargar objetos pesados hasta que el hueso haya consolidado (pegado). La placa y los tornillos se podrían romper si pones carga sobre esa muñeca.



Este paciente fue operado de una fractura de radio distal izquierdo y recuperó todo el movimiento y función de su muñeca.

Después de una cirugía para fijar una fractura de radio distal se debe de rehabilitar la muñeca evitar la rigidez y para recuperar la función lo más pronto posible. Es muy importante el movimiento en cuanto lo permita tu fractura y tu cirugía para disminuir la rigidez articular y que puedas reincorporarte a tus actividades lo más rápido posible.


El regreso a manejar y a actividades deportivas depende del momento en el que consolide la fractura, el movimiento que logres y la fuerza que tengas. Puede ser necesario que tengas que entrenar y prepararte nuevamente para evitar lesiones después de tu cirugía.


Conclusión


- Las fracturas del radio distal son fracturas comunes.

- Se presentan en pacientes jóvenes con lesiones de alta energía y en pacientes de más de 50 años por lesiones de baja energía (generalmente asociadas a osteoporosis).

- El tratamiento debe ser personalizado dependiendo de las necesidades de cada persona

- Existen muchas maneras de tratar una fractura de radio distal

- El hueso tarde entre 6 y 8 semanas en consolidar (aunque este tiempo puede variar)

- En general, si estas fracturas se tratan adecuadamente y por un profesional capacitado, se espera un buen resultado funcional.

- Busca a un cirujano de mano (que realmente esté entrenado en cirugía de mano) o un buen ortopedista que tenga experiencia en esta área.



Si te pareció útil esta entrada, comparte con tus familiares y amigos.

Si deseas más información, contácatnos aquí.



Referencias

Sports Health. 2009 Nov; 1(6): 469–477. doi: 10.1177/1941738109347981

Hand Surg 2012;37A:1381-1387