Síndrome de Túnel del Carpo

Actualizado: 21 de ago de 2020

El síndrome del túnel del carpo es un padecimiento común que puede exacerbar en estas semanas de encierro y uso intenso de la tecnología. Generalmente es un diagnóstico sencillo y con un adecuado tratamiento en manos expertas puede tener excelentes resultados.


Conoce más aquí.


Definición

Es una enfermedad en la que aumenta la presión dentro del túnel del carpo (un túnel en la muñeca a través del cual el nervio mediano para del antebrazo a la mano).


Puede ser causado por movimientos repetitivos o posturas forzadas (el uso mantenido de la computadora se ha asociado tradicionalmente a la aparición del síndrome de túnel del carpo, sin embargo, en años recientes no se ha podido demostrar una causalidad clara).


Se puede asociar a otras condiciones y enfermedades como: diabetes, obesidad, hipotiroidismo, artritis reumatoide y/o embarazo.


Anatomía

En la muñeca existe un espacio conocido como el túnel del carpo. El túnel del carpo está delimitado por los huesos del carpo: el escafoides, el trapecio, el ganchoso y piriforme. El piso del túnel está conformado por los huesos del carpo y el techo está formado por un ligamento conocido como el ligamento transversal del carpo. (Ver diagrama más adelante).


En este espacio pasan los tendones que permiten que los dedos se doblen y un nervio conocido como el nervio mediano.


El nervio mediano le da sensibilidad a la palma de la mano y al pulgar, dedo índice, dedo medio y la mitad del dedo anular. También permite que los músculos del pulgar lo muevan.


Cuando la presión aumenta adentro de este túnel (por posturas mantenidas, generalmente), se generan los síntomas que describiremos a continuación.





Síntomas

Los síntomas generalmente son: hormigueo y/o entumecimiento en los primeros tres dedos de la mano y dolor nocturno que puede o no mejorar con movimiento. Este dolor puede incluso despertar al paciente.


Cuando la compresión lleva mucho tiempo o la presión dentro del túnel del carpo es muy elevada, el nervio se lesiona, los síntomas tienden a ser más severos, pueden estar presentes durante el día y pueden no desaparecer. Algunos de estos síntomas son: sensación de mano hinchada, puede haber adelgazamiento de los músculos de la mano, torpeza con la mano y hasta pérdida de la sensibilidad en los dedos.


Si el tiempo de evolución es muy largo y no se corrige la compresión, el daño a los músculos del pulgar y a las ramas sensitivas del nervio será irreversible y esto puede llevar a una limitación muy importante.


Diagnóstico

El diagnóstico casi siempre se puede llevar a cabo con un buen interrogatorio y una exploración física. En general no se requieren estudios, aunque podrían ser necesarios si se sospecha algún problema anatómico.


En algunas ocasiones puede requerirse otro estudio conocido como electromiografía, en el que se colocan agujas en los músculos y se administra una corriente eléctrica para determinar el nervio conduce la electricidad de manera adecuada.





Tratamiento

El tratamiento puede ir desde analgesia, reposo e inmovilización temporal hasta tratamiento quirúrgico (cirugía) para mejorar los síntomas.


a) Tratamiento conservador: consiste en uso de férulas nocturnas, analgésicos y modificación de postura y actividades. Se sugiere tomar descansos entre actividades si la mano empieza a entumecerse. Estirar, sacudir las manos y retomar después de algunos minutos.



b) Tratamiento quirúrgico: consiste en la liberación del ligamento transversal del carpo (que forma el techo) del túnel del carpo para disminuir la presión dentro del túnel.


Puede realizarse de dos maneras:


- Liberación endoscópica: a través de una pequeña herida en la muñeca se introduce una cámara y una cuchilla para liberar el ligamento. Existe riesgo aumentado de lesión del nervio mediano con la cuchilla en manos inexpertas.

La recuperación es bastante rápida y muchas veces no es necesario inmovilizar la muñeca después del procedimiento, aunque esto depende del cirujano.


- Liberación abierta: se realiza una herida en la palma de la mano por medio de la cual se libera el ligamento. Esta técnica permite visualizar el nervio mediano y comprobar la liberación completa.



Los riesgos de la cirugía de liberación del túnel del carpo son:

  • Liberación incompleta

  • Lesión al arco palmar superficial (una estructura arterial que le aporta sangre a los dedos).

  • Lesión al nervio mediano

  • Lesión a tendones

  • Formación de cicatriz y regreso de los síntomas

Siempre pueden ocurrir las complicaciones, pero son considerablemente menores si el procedimiento lo realiza un cirujano experto. Los cirujanos de mano estamos capacitados para realizar este procedimiento de manera adecuada. Se sugiere que acudan con un especialista en cirugía de mano o en nervio periférico que haya recibido un entrenamiento especializado.




Pronóstico


Si se detecta de manera temprana, muchas veces pueden mejorar los síntomas con tratamiento conservador (sin cirugía) o los síntomas pueden desaparecer completamente con cirugía. Sin embargo, si no se trata y el nervio permanece comprimido mucho tiempo, puede sufrir daño irreversible. En estos casos, el objetivo de la cirugía es evitar más daño, pero puede que los síntomas no mejoren del todo incluso años después de haber sido tratado.



Si quieres más información sobre el síndrome de túnel del carpo, puedes acceder a: https://www.webmd.com/pain-management/carpal-tunnel/default.htm

https://patient.info/health/carpal-tunnel-syndrome-leaflet