Revolucionando la manera en la que te recuperas

Si algo nos enseñó la pandemia es que muchas veces llevar a cabo actividades en casa puede ser más práctico (y en ocasiones seguro). Disminuir el tiempo de traslado nos permite aprovechar el día completamente y llevar a cabo más actividades.


La telemedicina tuvo un crecimiento importante durante el 2020 por necesidad y muchos creen que llegó para quedarse. Pero, si bien ha habido un auge en la telemedicina, la realidad es que aún no contamos con muchas herramientas para complementar la práctica presencial. El grueso de las opciones de telemedicina se reducen a videollamadas y la opción de enviar y recibir información clínica a través de ciertas plataformas o aplicaciones. El problema de otros sistemas de telemedicina es que no permiten la personalización de la atención que recibe el usuario.


Un equipo de rehabilitadores en España ha trabajado en los últimos años en desarrollar una herramienta digital para complementar el proceso de rehabilitación de los pacientes con condiciones que afectan al miembro superior y a la mano.


La primera vez que supe de ellos y su proyecto, supe que esto cambiaría completamente las posibilidades de recuperación para muchas personas en México, especialmente si tomamos en cuenta el número limitado de personas especializadas en rehabilitación de mano, las distancias tan grandes, falta de tiempo y temor de muchas personas a asistir a sesiones de rehabilitación presenciales por la crisis sanitaria de COVID19.


Hace unos meses tuve la oportunidad de establecer contacto con ellos y quiero platicarte sobre lo innovadores que han sido.


Pero, antes de hablarte de la aplicación, debemos hablar sobre ¿por qué es importante llevar a cabo rehabilitación especializada de la mano?


¿Cómo funcionan las manos?


De manera simplificada, el cerebro está conectado las manos a través de una serie de cables (nervios) que transmiten información desde los dedos, hacia la columna (donde hacen un relevo) y luego por otras vías nerviosas a través de la columna hasta el cerebro, en donde se procesa la información. Después de analizar la información recibida, el cerebro envía información de regreso sobre el movimiento que deben realizar las manos para cualquier actividad.



Las manos tienen tantas terminaciones nerviosas y reciben tanta información, que un gran porcentaje de la corteza cerebral está destinada a analizar estos datos. Proporcionalmente, el espacio destinado a las manos es mucho mayor que para otras regiones del cuerpo, como se puede observar en esta imagen conocida como homúnculo.


Existen nervios que llevan información sobre sensibilidad, otros sobre movimiento y algunos tienen información mixta. Cada nervio está encargado de movimientos específicos para los músculos del antebrazo y mano. Todos estos movimientos en conjunto nos permiten llevar a cabo nuestras actividades del día a día. Estas conexiones se empiezan a formar desde la infancia y se fortalecen mientras crecemos y llevamos a cabo actividades especializadas. Mientras más se utilicen las manos y se ejerciten las conexiones, mejor funcionan. Es decir, las conexiones nerviosas se refuerzan con el uso y se pueden perder si no se utilizan.


¿Por qué es importante la rehabilitación especializada de la mano?


Ante cualquier lesión, ya sea temporal o permanente, en la mano el primer instinto es inmovilizar o dejar de usarla. Incluso muchos ortopedistas y no especialistas inmovilizan en ocasiones por tiempos demasiado prolongados. Esto puede aliviar parcialmente el dolor, pero tiene un efecto negativo en las conexiones de la mano con el cerebro. Mientras pasa el tiempo, estas conexiones se van perdiendo y la capacidad de llevar a cabo ciertas actividades con habilidad va disminuyendo. Estas conexiones pueden sufrir en tan solo dos semanas.


Por otro lado, cuando algo duele o molesta, otra de las reacciones habituales es modificar la manera en la que se hacen las cosas para poder hacerlas pero descargar la zona dolorosa. Se vuelve un círculo vicioso en donde empiezan a doler otras zonas por compensar o hacer las cosas diferente a como estamos diseñados a hacerlas.


Es por esto que, casi siempre se requiere algo de rehabilitación o terapia ocupacional en las mano y en la muñeca. No es suficiente recibir contrastes de calor, terapia con tens (corrientes eléctricas) y ultrasonido para mejorar la función de la mano. Los tratamientos ortopédicos o quirúrgicos y los mencionados previamente utilizados frecuentemente en rehabilitación, pueden mejorar el dolor o resolverlo, pero no pueden modificar todos esos cambios en las vías entre el cerebro y la mano.


Una percepción muy común entre las personas es que las cirugías resuelven todo y te regresarán a la función que tenías antes de la lesión. Esto no es del todo correcto, ya que, en general, los objetivos de las cirugías son: reparar estructuras rotas y lesionadas, liberar sitios de compresión, alinear, eliminar sitios de infección, entre otros.


Para realmente recuperar la función de una extremidad, pero particularmente de la mano, se debe trabajar para re aprender y re acondicionar la mano para hacer las actividades más simples de la manera correcta después del tratamiento inicial. Esto puede tomar mucho tiempo, dependiendo del apego a la rehabilitación y del tiempo de evolución del padecimiento. El resultado óptimo en la cirugía de mano es el reflejo del trabajo en equipo del cirujano, el paciente y el rehabilitador. Sin embargo, el mejor resultado se logrará con tu apego a tu programa de rehabilitación.

¿Cómo me puede ayudar ReHand?


ReHand es una aplicación que se puede descargar a una tableta desde la app store o en google play.


Con ReHand te podemos elaborar un plan de rehabilitación personalizado para tu condición y las necesidades que tengas después del procedimiento o de tu periodo de inmovilización. Está diseñado para que puedas trabajar diario en casa con una tableta. Te dará la oportunidad de tener reportes semanales para que conozcas tu apego al programa de rehabilitación y para que podamos darte un seguimiento más estrecho. Además, cada semana te pedirá que llenes un cuestionario sobre escala funcional para evaluar la mejoría en la función.


Es importante mencionar que la aplicación no necesariamente sustituye las sesiones de rehabilitación con un especialista. Esto dependerá de tu condición, el tratamiento previo que tuviste, tus necesidades y la evolución trabajando por tu cuenta. Dependiendo de los resultados de los reportes, se puede complementar o ajustar tu trabajo en la rehabilitación y conseguirte ayuda.


Para personas que tienen requerimientos muy específicos como trabajo manual, deportivo o musical profesional, puede ser necesario re aprender la técnica a la par de la rehabilitación y trabajar dirigidamente en sus necesidades.


Sin duda, tener la opción de trabajar con tu plan personalizado a la hora que quieras y puedas, sin tener que trasladarte todos los días, con retroalimentación objetiva sobre tu función y desempeño es una gran ventaja para los tiempos que vivimos.


Recuerda acudir con un especialista en mano para tener un tratamiento adecuado para tus necesidades y tu condición.


¡Cuida tus manos!